lunes, 13 de marzo de 2017

Aprenderé historias para contarte...

Funda de móvil inspirada en Frida Kahlo hecha de ganchillo
Funda de móvil inspirada en Frida Kahlo
Bartolí - anoche sentía como si muchas alas me acariciaran toda, como si en la yema de tus dedos hubiera bocas que me besaran la piel.

Los átomos de mi cuerpo son los tuyos y vibran juntos para querernos. Quiero vivir y ser fuerte para amarte con toda la ternura que tú mereces, para entregarte todo lo que de bueno haya en mí, y que sientas que no estás solo. Cerca o lejos, quiero que te sientas acompañado de mí, que vivas intensamente conmigo, pero sin que mi amor te estorbe para nada en tu trabajo ni en tus planes, que forme yo parte tan íntima en tu vida, que yo sea tú mismo, que si te cuido, nunca será exigiéndote nada, sino dejándote vivir libre, porque en todas tus acciones estará mi aprobación completa. Te quiero como eres, me enamora tu voz, todo lo que dices, lo que haces, lo que proyectas. Siento que te quise siempre, desde que naciste, y antes, cuando te concibieron. Y a veces siento que me naciste a mí. Quisiera que todas las cosas y las gentes te cuidaran y te amaran y estuvieran orgullosas, como yo, de tenerte. Eres tan fino y tan bueno que no mereces que te hiera la vida.
 
Te escribiría horas y horas, aprenderé historias para contarte, inventaré palabras nuevas para decirte en todas que te quiero como a nadie.

29 de agosto (1946)                                                                                    Nuestra primera tarde solos. 

«Carta dirigida a José Bartolí» Frida Kahlo.


Funda crochet de móvil inspirada en Frida Kahlo para dos móviles
Funda de móvil inspirada en Frida Kahlo


Parte posterior de la funda del móvil
Parte posterior de la funda del móvil

domingo, 8 de enero de 2017

Donde el corazón te lleve

Cuenco hecho de ganchillo sobre bandeja con tapete bordado en rojo y negro
    ¿Entiendes? Así son las cosas, en la vida hace falta tener generosidad: cultivar el pequeño carácer propio sin ver nada más de lo que hay alrededor significa seguir respirando pero estar ya muerto.

    Imponiendo una excesiva rigidez a la mente, Ilaria había suprimido en su interior la voz del corazón. De tanto discutir con ella, yo incluso tenía miedo de pronunciar esa palabra. En cierta ocasión, cuando era una adolescente, le dije: "el corazón es el centro del espíritu". A la mañana siguiente encontré sobre la mesa de la cocina el diccionario abierto en la palabra espíritu; con lápiz rojo había subrayado la acepción: "líquido incoloro apto para conservar frutas".

    Actualmente el corazón hace pensar en seguida en algo ingenuo, adocenado. En mi juventud todavía se podía nombrar con desenvoltura; ahora en cambio es un vocablo que ya nadie utiliza. Las pocas veces que se lo nombra es tan sólo para aludir a su mal funcionamiento: no es el corazón por entero, sino solamente una isquemia coronaria, una leve patología auricular. Pero nadie alude a él, al hecho de que es el centro del alma humana. A menudo me he preguntado cuál podría ser la razón de este ostracismo. "Quien confía en su corazón es un mentecato", decía a menudo Augusto citando la Biblia. ¿Por qué habría de ser un mentecato? ¿Tal vez porque el corazón se parece a una cámara de combustión? ¿Porque allí dentro hay tinieblas, tinieblas y fuego? Tan moderna es la mente, como antiguo el corazón. Se piensa entonces que quien hace caso al corazón se aproxima al mundo animal, a la falta de control, mientras que quien hace caso a la razón se acerca a las reflexiones más elevadas. ¿Y si no fuesen así las cosas, si fuese verdad exactamente lo contrario? ¿Y si ese exceso de razón fuese lo que deja desnutrida a la vida?

 «Donde el corazón te lleve» Susanna Tamaro.

Cuenco a medio tejer en el que se puede ver la cuerda que va dentro
Cuenco a medio tejer en el que se puede ver la cuerda que va por dentro

lunes, 30 de junio de 2014

Keep calm and kiss me

"Keep calm and kiss me" de punto de cruz con Packman
"Keep calm and kiss me" de punto de cruz con Packman

   María recibía un regalo cada día. “Tengo un presente para usted mi amada” le susurraba Manuel al oído. Y posaba muy suave los labios en los de ella. Ese era el regalo. Un beso de esos. A veces se le unía una flor, se complementaba con un disco, se adornaba con un dulce. Pero solo a veces. El grueso del regalo era el beso.

   A veces no dormía a su lado por cuestiones muy largas de explicar en este relato. Pero Manuel era hombre cumplidor. Recordaba los días que no se había despertado a su lado y a la siguiente vez le daba todos los besos atrasados.


   María creía recordarlos todos. Todos le habían sabido a dulce y queso, a miel y nueces, a salsa de yogur. Se los había guardado escondidos bajo la piel por todo su cuerpo y cuando estaba sola se tocaba en algún punto y saltaba el beso allí escondido, lo disfrutaba y lo volvía a guardar.

   Un día decidió corresponder con algún regalo. Pensó en regalarle esperanza y le pareció demasiado poco. Le vino a la cabeza un enorme paquete de paciencia y le pareció un presente sin personalidad. Lo dejó. Ya se le ocurriría algo.

   Días después, mientras despertaba besos de sus pechos, apareció en su mente un regalo perfecto para Manuel.

   Una enorme montaña de locura.


   Era perfecto para él. Podría incluso compartirse de tanta locura que le iba a regalar. Sonrió imaginando la cara de su amado. Decidió despertar con sus dedos los besos que se escondían bajo su vientre, a solas, bajo las sábanas, desperdiciando un poco de locura. Total, era tanta la que le iba a regalar…

viernes, 27 de junio de 2014

Tux, un pingüino con sorpresa

Tux amigurumi
Tux amigurumi
   El amigurumi es en Japón algo más que un simple pasatiempo, ya que forma parte de la cultura de lo kawaii, término que podría traducirse como mono, tierno, adorable.

   Más allá de su uso como figurita decorativa o juguete, el objetivo que persiguen los amigurumis es alimentar el espíritu de niño que todos llevamos dentro. Según la costumbre, cada amigurumi posee un "alma" que lo convierte en el compañero y confidente de por vida de su dueño, proporcionándole protección y consuelo en los momentos de estrés y tristeza.

   Estas figuritas son objetos de apego ligados a conceptos de amistad, complicidad y compañía. Proporcionan protección y seguridad a su propietario. En algunos casos, son usados como amuletos personales y también en casas, negocios y puestos de trabajo. En Japón, es usual verlos en las oficinas, al lado de los ordenadores como un símbolo de apego o adorno personal, o como recordatorio de respirar, sonreír y hacer una pausa.

 «Amigurumi» Wikipedia.

Tux amigurumi
Tux amigurumi
Tux amigurumi
Tux amigurumi

lunes, 17 de marzo de 2014

Antigua bendición celta

Trébol amigurumi
Trébol amigurumi
Que el camino nos lleve a encontrarnos,
que el viento sople siempre a tu favor,
que el sol brille cálidamente sobre tu rostro,
que la lluvia empape suavemente tus tierras
y que, hasta que volvamos a encontrarnos,
Dios te guarde en la palma de su mano.

Que Dios esté contigo y te bendiga,
que veas a los hijos de tus hijos,
que seas pobre en infortunios
y rico en bendiciones.

Que sólo conozcas la felicidad
a partir de este día
Que el camino nos lleve a encontrarnos,
que el viento sople siempre a tu favor,
que los cálidos rayos del sol caigan sobre tu casa
y que siempre tengas cerca una mano amiga.

Que siempre esté verde la hierba que pisas
y azul el cielo sobre ti,
que sean puras las alegrías que te rodean
y sinceros los corazones que te aman. 

-----------------------------------------------------

May the road rise to meet you,
may the wind be always at your back.
May the sun shine warm upon your face,
the rains fall soft upon your fields. 
And until we meet again,
may God hold you in the palm of his hand. 

May God be with you and bless you,
may you see your children's children.
May you be poor in misfortune,
rich in blessings. 

May you know nothing but happiness
from this day forward.
May the road rise up to meet you,
may the wind be always at your back.
May the warm rays of sun fall upon your home
and may the hand of a friend always be near. 

May green be the grass you walk on,
may blue be the skies above you,
may pure be the joys that surround you,
may true be the hearts that love you.